EL EROTISMO SUGERENTE DE MARIA AMÉRIGO

 

He podido observar en María Amérigo una gran evolución en corto espacio de tiempo. Sus últimos cuadros me evocan un erotismo sensual y sugerente de gran impacto visual y emotivo, con desnudos de arlequines y otros animadores del circo tan colorista en mundo plástico de grandes recursos. El camino que ha tomado hacia un estilo propio es sin duda alguna el resultado de la investigación y el trabajo, primero de alumna y luego en su taller, como, por otra parte, debe ser en todo artista: buscar para innovar y sorprender. Se le aprecia en sus cuadros que domina el dibujo, las proporciones y las perspectivas.

 

Actualmente se inclina principalmente hacia al figuración que promete mostrarnos importantes obras. Yo le animo a que siga por esta vía de la búsqueda sin cuartel, pues es la ineludible demostración de su interés por el arte, por crear y hacerse una firma importante, que lo será.

 

Amérigo posee un amplio currículum artístico con múltiples exposiciones individuales y colectivas que no caben en estas líneas, ni es mi propósito recopilarlo. Su vocación artística le viene de familia, pues está emparentada con el gran pintor alicantino Amérigo Asín. Realizó estudios de delineación, dio clases de arte con varios maestros como Rafael Llorens Ferri, Eduardo Berenguer y Javier Rueda. Es decir, que técnica, cualidades y tradición no le faltan, y lo demuestra en esta exposición donde la veo muy consolidada.

 

PALMERAL (pintor y escritor)